• Icon_ayuda
  • Icon_comunicacion
  • Icon_educacion
  • Icon_emergencia
  • Icon_farmacia
  • Icon_refugio
  • Icon_trabajo
bt sumatebt hacedonacion

En este trienio, queremos seguir profundizando nuestro modo de ser, donde:
el DISCERNIMIENTO COMUNITARIO y la ORACIÓN sean la manera de decidir, crecer y profundizar nuestra vida comunitaria en la caridad.
la OPCIÓN PREFERENCIAL POR LOS MÁS POBRES: nos lleve a mirarnos, cuidarnos y caminar como hermanos.
Podamos seguir PENDIENTES DE LAS PROBLEMÁTICAS que más nos lastiman como sociedad, tales como la violencia y las adicciones.
el SALIR AL ENCUENTRO del otro, sea esencial a nuestra acción EVANGELIZADORA y MISIONERA en la caridad.
la experiencia de la INCLUSIÓN favorezca la generación de COMUNIDADES FRATERNAS.
el trabajo en REDES de FRATERNIDAD sea la manera de construir comunidad y profundizar el vínculo fraterno con los demás, en cada acción y servicio que emprendamos.

LINEAS DE ACCIÓN

Promover la EDUCACIÓN desde, con y por la promoción de nuestro hermano más pobre

Revalorizar el TRABAJO como camino de promoción de nuestro hermano más pobre

Asumir la ASISTENCIA como parte de un proceso, en el que nos involucramos,
con la realidad de nuestro hermano más pobre

Buscar nuevos espacios y medios de COMUNICACIÓN que nos permitan vincularnos, para compartir nuestras realidades y ponernos al servicio de los que más lo necesitan.

Desarrollo

Animar a que la CARIDAD sea vivida en toda la comunidad

¿Para qué?
Mirar, Vincular, Proyectar

Para generar espíritu de caridad evangelizadora, fortaleciendo la integración entre nuestra identidad creyente de discípulos y el compromiso transformador de la realidad social, en la que se expresa concretamente nuestro trabajo y misión.
Generar espacios de crecimiento comunitario en torno al diálogo y el encuentro.
Desarrollar posibilidades y dones, tanto personales como comunitarios

¿Cómo?
ANIMANDO, acompañando e impulsando el desarrollo de las Cáritas Parroquiales en la Arquidiócesis, promoviendo una misión de servicio, que permita a las personas y comunidades más pobres ser protagonistas de su propio desarrollo. Siempre con la mirada en el Evangelio, capaz de transformar toda realidad y superar desigualdades sociales.

Planificando procesos que prioricen la calidad por sobre la cantidad.
Priorizar según la realidad de cada comunidad (categorización).
Siendo promotores y animadores de la Caridad con espíritu de Iglesia “en salida”.
Facilitar vínculos más estrechos entre las Cáritas (trabajo en zonas pastorales), Cáritas Diocesana y otras organizaciones sociales y pastorales, mediante herramientas que permitan detectar las necesidades reales y las vías de resolución adecuadas.
Profundizar la presencia y participación en distintos ámbitos de la comunidad, favoreciendo y fortaleciendo el trabajo en redes fraternas, promoviendo y acompañando proyectos comunitarios.
Mejorar los canales y modos de comunicación de lo que es y hace Cáritas.
Animar al voluntariado, animándonos a abrir nuestras puertas a otros.

¿Con quiénes?
Con toda la comunidad parroquial
Con todos los actores comunitarios a los que podamos llegar

Promover la EDUCACIÓN desde, con y por la promoción de nuestro hermano más pobre

¿Para qué?
Para acompañar y sostener vínculos positivos, que favorezcan las transformaciones que dignifiquen a los niños, familias, vecinos y comunidades.
Para reconocer y profundizar la capacidad pedagógica de nuestras acciones.

¿Cómo?
Promoviendo y acompañando procesos educativos no formales desde las realidades concretas de las personas, favoreciendo su participación activa, para un desarrollo integral, que permita su inserción familiar y social.
Trabajando con todas las etapas de la vida, especialmente aquellas que necesitan una mayor atención: madres embarazadas, primera infancia, niños, jóvenes, adultos mayores y personas en situación de discapacidad.
Generando y acompañando diversas actividades tales como estimulación temprana, apoyo educativo, actividades recreativas y artísticas, etc.
Promoviendo e implementando acciones de PREVENCIÓN en problemáticas sociales (adicciones, consumo problemático, violencia familiar, salud, ambiente, etc), articulando las actividades con las instituciones barriales o locales.
Rescatando las experiencias de nuestras prácticas cotidianas y apostando al trabajo en red.

Revalorizar el TRABAJO como camino de promoción de nuestro hermano más pobre

¿Para qué?
Promover la cultura y la dignidad de la persona, a través del poder dignificante del trabajo, que permite descubrir y manifestar su valor y capacidad de servicio a la sociedad.
Despertando actitudes como protagonistas sociales.
Para las personas que pueden emplear y generar trabajo ver DSI

¿Cómo?
Capitalizando y potenciando los saberes culturales, con el fin de lograr la promoción y transformación social, mediante la promoción de la economía solidaria, el comercio justo, el consumo responsable, el cuidado de los recursos naturales, etc.
Impulsando espacios de capacitación en oficios, micro emprendimientos, economía solidaria, etc.
Acompañando y promoviendo las acciones de generación de trabajo, en todas sus formas: a través de micro-emprendimientos productivos, microcréditos, bolsas de trabajo, articulación con actores sociales del ámbito laboral (gremios, empresas, cooperativas, etc).
Desarrollando acciones que favorezcan la empleabilidad de las personas, brindando una atención integral humanizada.

Asumir la ASISTENCIA como parte de un proceso, en el que nos involucramos,
con la realidad de nuestro hermano más pobre

¿Para qué?
Para detectar las distintas problemáticas que aquejan a nuestros hermanos y sus comunidades, y así poder dar respuesta efectiva a los nuevos rostros de pobreza existentes.
Para mirarnos como hermanos y desde allí animarnos mutuamente en la búsqueda de soluciones posibles, teniendo como fin la promoción integral y el crecimiento comunitario.

¿Cómo?
Como Iglesia obedecemos al mandato de Jesucristo al hacer de la ayuda al necesitado una exigencia esencial de su misión evangelizadora.
Miramos y escuchamos a nuestro hermano, para dar respuesta a su necesidad inmediata.
Buscando promover sus derechos, innatos a su dignidad por estar hecho a imagen y semejanza de Dios.
Propiciando procesos permanentes de promoción y transformación.
Trabajando en red.
Visitando familias.
Prestando servicio de escucha, acompañamiento, orientación y derivación.
Priorizando la salida a las comunidades y el encuentro con nuestros hermanos.

Buscar nuevos espacios y medios de COMUNICACIÓN que nos permitan vincularnos, para compartir nuestras realidades y ponernos al servicio de los que más lo necesitan.

¿Para qué?
Para asumir nuestra misión en la Caridad desde la esperanza, queremos entender nuestro rol de comunicadores como transformadores activos de la realidad, siempre desde el compromiso de comunicar bien y comunicar “el” bien.

Para formar y cuidar la vida de comunidad, alentando a una comunicación sincera, fluida y oportuna.

¿Cómo?
Entendiendo la Comunicación como un servicio, a disposición de los que más lo necesitan, así como también las personas de buena fe que en Cáritas encuentren un espacio para canalizar su buen accionar.

Generando vínculos continuos y profundos en tiempo real con nuestros públicos, utilizando todos los medios de comunicación, redes sociales y otros espacios que tenemos a nuestro alcance.

Alentando a los miembros de Cáritas, voluntarios, Cáritas Parroquiales, otras comisiones pastorales, la Iglesia toda y otras organizaciones de buena voluntad, a trabajar en comunión, unidos en equipo.

Realizando acciones que regeneren los lazos institucionales formales y no formales entre la familia, el barrio, los vecinos, los Cáritas parroquiales, las escuelas, los centros comunitarios, etc., para ayudar en la reconstrucción de los vínculos, que tan vapuleados han sido en la lógica de una sociedad consumista e individualista.

Facebook Cáritas

Plan 400 x 400

 

boton 1

 

Videos del Mes de la Solidaridad

AQUI PODES MIRAR LOS VIDEOS QUE CON EL BOCHA HOURIET JUNTO A LA AGENCIA LATIN ADVPREPARAMOS PARA ESTE MES DE LA SOLIDARIDAD 

Logo caritas argentina logo Arzobispado cordoba Logo JAEC pastoral adicciones